Encuentro con Eulogia Tapia, la Pomeña.

Queríamos hacer un post especial para lo que fue este hermoso encuentro con la mismísima coplera Eulogia Tapia.

En Cachi anduvimos preguntando y nos dijeron que es muy probable poder conocerla si se va hasta La Poma, que es a 60 km de Cachi por un bello camino de ripio repleto de paisajes alucinantes. Y eso hicimos, el día que dímos el taller en la zona de Cachi, luego nos mandamos para La Poma.

Tardamos como una hora y media y finalmante llegamos al pueblo, La Poma histórica (lo que todavía queda del pueblo después de un terremoto en el año 30). Fuímos preguntando y nos indicaron donde era su casa, que es más alejada del pueblo. Sin saber con exactitud si realmente era esa, nos mandamos hacia una casa en la que había un señor volviendo de unos corrales. Nos pusimos a charlar y era el marido de Eulogia, un amable señor de apellido Choque que enseguida la llamó y apareció la gran coplera, venida desde las casas con su rostro de fuertes rasgos como tallado a mano. ¡Que emoción!

Imagen

Entramos en su humilde casa y nos pusimos a charlar, a contarle de la alegría que teníamos de conocerla, de nuestra gira, de que somos músicos, de su zamba, etc. Ella muy atenta y sin palabras de más, nos iba contestando con su fuerte tonada salteña y campera. Nos contó la historia de la zamba, con hermosos detalles que desconocíamos y que hicieron que valoremos muchísimo más la poética letra de Manuel Castilla. Que conoció al Cuchi y a Castilla cuando ella tenía 18 años y fue en su caballo blanco al carnaval de La Poma, a la carpa de su primo Nicanor. Que había dos “gauchos” con los que trenzó en un contrapunto (improvisación con coplas, especie de payada en donde se van contestando y desafiando los cantores) y que les terminó ganando. El primo les pregunto “¡¿bueno, y ahora que les van a regalar a Eulogia por su triunfo?”. Los gauchos (Cuchi Leguizamón y Manuel Castilla) le dijeron que le iban a componer un tango o un vals. Y ella les contestó que no le gustaba ese tipo de música, que prefería una cueca, una chacarera, una zamba o un “michi” (un gato). Y así se despidieron. Al otro día, se aparecieron por la casa de su familia y se pusieron a hablar con su padre. La elogiaron como cantora y él les dijo “por buena cantora le han robao el ganao”. Parece que por haber ido al carnaval, descuidó sus cabras y le robaron algunas. En ese momento ella estaba en el campo cortando trigo. Le preguntaron como se llamaba ese árbol grande que tenía abajo una especie de lagunita de agua y el padre les dijo que era una sauce. Ahí entendimos el estribillo: “el sauce de tu casa está llorando por que te roban, Eulogia, carnavaleando”. ¡¡Tremendo!! Contó que hicieron un para de preguntas más y se fueron. Ella no los volvió a ver más, pero que a los dos años un primo le contó que había una canción que hablaba de ella, pero ella no creyó mucho. Después le llevaron una radio (ella maravillada de cómo podían haber personitas hablando dentro de ese aparato), y un día la madre escuchó la zamba y le dijo que era seguro que era ella, estaba su nombre, el caballo blanco, el robo. Hasta que un día se fueron a dormir con la radio prendida y la escucharon todos, inclusive ella. Los “gauchos” habían cumplido su promesa.

Imagen

Cuenta que después de eso, mucha gente la empezó a visitar. Se hizo muy conocida, y le llegaron a publicar un librito con sus coplas (obviamente le compramos un ejemplar).

Nosotros le ofrecímos cantarle su zamba y ella accedió contenta. La escuchó muy atenta e iba asintiendo con la cabeza a cada parte de la letra, como afirmando de que fue tal cual como escribió Castilla. Luego ella nos dedicó algunas coplas que cantó con su voz profunda. Un momento único y emocionante.

Desgraciadamente tuvo algunas malas experiencias con algunos periodistas y artistas. Nos relató algunos episodios en los que se sintió utilizada, sin recibir nada a cambio. Dice que el libro suyo de coplas se vende en la ciudad de Salta y algunos otros lugares, pero que ella no recibe nada de esas ganancias. Es por eso que prefirió que no filmaramos y nosotros respetamos su deseo. Pero sí aceptó que nos saquemos una foto juntos.

Imagen

Nos fuímos felices de su casa y paramos en la antigua Poma a descansar y digerir lo vivido. Que hermosura!!

Imagen

La Poma fue sacudida por un terremoto en 1930, hubo 31 muertes y se cayó la iglesia. Los habitantes lo tomaron como un mal presagio y abandonaron el pueblo. Hoy en día vive alguna gente, pero parece un pueblo fantasma de casas de adobe. Casi al lado está la Poma nueva, que es un pueblo con más movimiento y con construcciones más actuales.

la-poma-2

¡Salud querida Eulogia, muchas gracias por recibirnos!

Anuncios

5 pensamientos en “Encuentro con Eulogia Tapia, la Pomeña.

  1. Graciela

    Ahora cantaran con mucho entusiasmo la zamba norteña tan musical dedicada a La Pomeña.Sigan disfrutando de esos lugares tan especiales.Abrazo gigante Graciela y Jorge

    Responder
  2. diego

    Es tan rico nuestro folclore, personajes hermosos en sus historias y ustedes tuvieron la dicha de conocer a uno de los más famosos. Felicitaciones! y gracias.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s